Secciones


¡Únete!
MujeresNet, Información con perspectiva de 

género






OPINION


Asesinatos de mujeres: cosas de la vida personal



Por Guadalupe López García
Periodista con Especialización en Estudios de la Mujer por el PIEM de El Colegio de México, se ha desempeñado como guionista y productora de radio; colaboradora, editora y coordinadora editorial en diversos medios como el IMER y la SEP, La Jornada, El Día, Uno más uno, Fem y Notimex. Trabajó en el Centro Integral de Apoyo a la Mujer Esperanza Brito de Martí en y fue coordinadora de la Unidad Delegacional de Iztacalco del Inmujeres-DF. Ha recibido reconocimientos a su labor periodística y en defensa de los derechos de las mujeres por parte de la AMMPE, Conmujer, Cimac y la delegacion Iztacalco del DF.


El asesinato de Susana Chávez no tiene nada que ver con su labor de activista; es un tema de descomposición social; es un asunto personal, de gente que toma y se droga, afirmó a un noticiario televisivo el fiscal de Chihuahua, Carlos Manuel Salas [1]. O sea, a Susana la mataron por andar tomando con desconocidos, borrachos y adictos. Fue una cuestión entre particulares, de la vida privada. Son cosas de ellos, así se llevan así se matan.

A la activista y poeta le cortaron la mano y la asfixiaron no por el hecho de ser mujer, ni por sus poemas, ni por su labor en contra de los feminicidios que sistemáticamente han ocurrido en Ciudad Juárez, sino porque andaba en la calle, al igual que muchas otras mujeres que han sido asesinadas y cuyos cuerpos ni siquiera han sido encontrados.

Esa fue la conclusión a la que llegué, después de leer las declaraciones del que debe garantizar el estado de derecho en Chihuahua, del abogado de la nación; aunque para no malinterpretar al Sr. Salas, busqué la definición de la frase que utilizó al referirse al crimen.

Sólo encontré en internet que descomposición social es un concepto utilizado de distintas formas, tanto por políticos como por analistas o por jerarcas católicos. Se usa de tal manera que se da por entendido lo que significa, unido a otros términos que también pueden ser definidos de manera diferente.

En ocasiones se habla de la violencia, la crisis económica, la pérdida de valores o la desintegración familiar como causas, y en otras como consecuencias, de la descomposición social. También se emplea para hablar de distintas problemáticas sociales como la pobreza o el alcoholismo, o para medir la moral de una sociedad; pero hay ocasiones en que ambos aspectos son ligados.

Así lo hizo Salas, de acuerdo con la entrevista que le hizo el periodista Carlos Loret de Mola, quien no sólo remarcó esa conclusión al asegurar que es un asunto personal, sino que para despejar dudas, indicó que ya se contaba con la declaración de la madre de Susana.

El funcionario habló así como sus antecesores y otros ex funcionarios incluyendo a ex gobernadores como Francisco Barrio Terrazas, en cuyo periodo (1992-1998) empezaron a documentarse los asesinatos de mujeres en la ciudad fronteriza como feminicidios; es decir, como crímenes de odio y máxima expresión de la violencia contra las mujeres.

De acuerdo con la lógica de todos esos servidores públicos que tenían bajo su responsabilidad investigar esos crímenes y acabar con la impunidad, las mujeres son asesinadas no por la inseguridad, la violencia, la delincuencia, la misoginia, ni por el machismo. Ellas tienen la culpa, por andar solas en calles oscuras, por ir a bares, por juntarse con gente desconocida.

El dramaturgo Humberto Robles [2]. documenta las declaraciones de distintos políticos como Barrio Terrazas, quien afirmó que las mujeres eran responsables por vestir minifalda y por salir a altas horas de la noche; en tanto que el ex procurador estatal Arturo Chávez Chávez después nombrado procurador general de la República- culpó a las mismas víctimas por vestir ropas provocativas.

Otro ejemplo de la elocuencia de las frases oratorias de los representantes de gobierno, lo es la del procurador del Estado de México, Alfredo Castillo Cervantes, quien indicó que la cifra de feminicidios en esa entidad no es de 944, sino de 468, además de que algunas ni siquiera eran originarias de esa entidad [3]. : Ergo: quién les manda andar en la calle, lejos de sus casas.

El gobernador Enrique Peña Nieto acusó que el hecho de que se haya pedido que se aplicara la alerta de género [4]. en esa entidad fue para desprestigiar a su gobierno. A lo mejor apenas se enteró, pues grupos feministas y de derechos humanos han documentado esa situación desde hace tiempo [5]. . Lo cierto es que esa demanda sí fue utilizada pero por los partidos políticos y no por quienes la promovieron, para atacar al gobernante, con miras a las elección estatal de este año y la presidencial del 2012.

Por otro lado, los jueces de Chihuahua que absolvieron al asesino de Rubí Frayre, hija de Marisela Escobedo, también asesinada el 16 de diciembre pasado, utilizaron en su defensa testimonios que indican que a Rubí la mataron porque su pareja la sorprendió con otro hombre y por celos la mató [6]. Por tanto, ella se lo buscó.

Las explicaciones, aunque criticadas en su momento por varios actores sociales, han quedado como anécdotas o frases para salir al paso . No importa cuánto nos indigne, ni cuántas veces pidamos la renuncia y castigo a esos servidores públicos machos, misóginos, quienes disparan palabras que matan igual que las balas.

El problema es que esas declaraciones han definido por casi 20 años las políticas gubernamentales en materia de justicia no sólo en Ciudad Juárez, sino en todo el país. Mejor dicho, las anécdotas han reemplazado al sistema de justicia, si es que alguna vez lo hubo, en México.

Cerramos el año con un crimen, abrimos el año con otro. El cuerpo y la vida de las mujeres en medio de pugnas electoreras y de misoginia institucionalizada ¿Qué más podemos esperar?

Notas:

[1]La Jornada en línea , 12 /01/2011, 10:07

[2] Robles, Humberto, Ciudad Juárez, donde ser mujer es vivir en peligro de muerte, Papeles de relaciones ecosociales y cambio global, Núm. 109, 2010, pp. 95-104. http://www.fuhem.es/media/ecosocial/file/Paz/Observatorio%20de%20conflictos/ciudad%20Juarez_H.ROBLES.pdf

[3] La Jornada, 13 de enero del 2011.

[4] Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia, capítulo V, Art. 21-26.

[5] Robles, Op. Cit.

[6]La Jornada, 19 de enero del 2011.






Tu anuncio
Tu anuncio



TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Copyright © 2006-2009, México MujeresNet.Info, Información con Perspectivas de Género y Feminista
| Diseño: Elsa Lever M. | RSS | ATOM | NINGUN TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SIN PERMISO EXPRESO DE MUJERESNET.INFO | ecoestadistica.com
| Aviso Legal | Política de Privacidad | Mapa del Sitio | Su publicidad |