JULIO 2018

Busca proyecto VIVE empoderamiento de mujeres en situación de vulnerabilidad

Foto: Chantal Aguilar/MujeresNet

Es necesario que se reflexione en la urgencia de sacar el trabajo de cuidados de la esfera privada-femenina, y de qué manera impacta sobre las políticas de educación o salud, y cómo se pueden establecer medidas de corresponsabilidad y transformación.

Ciudad de México /MujeresNet.- El 18 de julio de 2018 se llevó a cabo la presentación del proyecto VIVE de The Trust for the Americas, fundación aliada a la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo objetivo principal es capacitar a mujeres en alta vulnerabilidad para que tengan oportunidades laborales y de desarrollo económico.

"Por mujeres en alta vulnerabilidad nos referimos a mujeres que estuvieron en alguna red de trata de personas, mujeres que fueron víctimas de violencia, estuvieron presas, o simplemente viven en un desarrollo económico muy bajo", explicó Mariana Herrera, encargada de relaciones públicas del proyecto VIVE.

Según Klaudia González, coordinadora nacional del proyecto VIVE, a través de una investigación por parte de ManpowerGroup se identificaron tres oportunidades de empleo para el desarrollo económico viable de las mujeres que viven en situación de vulnerabilidad: representante de ventas, promotoría y atención al consumidor.

"Entre los 10 puestos que los empleadores más buscan, el segundo lugar lo ocupan las personas representantes de ventas, pero los empleadores muchas veces no contratan a las personas porque les faltan habilidades técnicas especializadas, o habilidades interpersonales", destacó Klaudia González. Así, continuó explicando, nace el proyecto VIVE, como una iniciativa entre Trust Founds for America y ManpowerGroup, planteándose las siguientes preguntas para realizar la capacitación: cómo hacer un currículum, cómo presentarse a una entrevista de trabajo y cómo pedir un crédito.

Klaudia González mencionó también que la brecha salarial entre hombres y mujeres es de 35%, y solamente 33.6% de las mujeres mexicanas tienen un trabajo formal, lo que significa que la gran mayoría está en la informalidad o ejerciendo labores domésticas que no son remuneradas.

De este modo, desde septiembre de 2016 a la fecha se ha implementado el proyecto VIVE en 184 municipios y 28 estados de la República Mexicana: "VIVE busca llegar a 45 mil personas en 2 años, de las cuales la gran mayoría sean mujeres", destacó Klaudia González. Hasta ahora, existen 35 mil personas graduadas, de las cuales 70% son mujeres, 3 mil 500 vinculadas a oportunidades económicas y 7 mil 948 personas con certificación en estándares avalados por el sector de ventas, promotoría y atención al cliente.

"Sin embargo, durante la implementación nos percatamos que pese a poder brindar la capacitación técnica, había muchos factores que frenaban la continuidad de las mujeres en el proyecto, como las responsabilidades de cuidado en casa o la violencia doméstica", dijo Klaudia González, motivo por el cual, el proyecto VIVE decidió incluir talleres de prevención de violencia de género, cómo identificarla, a quién y dónde pedir ayuda.

Para ello, el proyecto decidió sumar esfuerzos con varias asociaciones civiles como Grupo de Información en Reproducción Elegida GIRE, Equis Justicia para las Mujeres, y el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), con el objetivo de contribuir a generar un espacio seguro y libre para que mujeres pudieran dialogar en torno de temas de violencia doméstica, inclusión laboral, y la corresponsabilidad del Estado en el cuidado y atención a la niñez, personas adultas mayores o con discapacidad.

En el evento estuvieron presentes Natalia Villapando Páez, directora general de Comunidades Emprendedoras Sociales CREA A.C; Martha Olivia López Lizárraga, egresada del proyecto VIVE; Ana Pecova, vocera de Equis Justicia para las Mujeres; Valentina Zendejas, subdirectora del ILSB; Rebeca Ramos Duarte, coordinadora de incidencias en política pública en GIRE; Laura Hernández, vinculadora del proyecto VIVE en Ciudad de México y Marisol Aniceto, estudiante de secundaria quien también ha asistido al proyecto.

En exclusiva para MujeresNet, Valentina Zendejas, subdirectora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, habló sobre la importancia de los trabajos de cuidado. Mencionó que parte de la agenda del ILSB es trabajar en colectivo con otras organizaciones como Oxfam y la Secretaría del Trabajo, para crear un comité de cuidados que se encargue de impulsar un sistema que logre una mirada transversal del cuidado al momento de generar políticas públicas. Es decir, que se comience a pensar de qué manera el cuidado que realizan las mujeres impacta sobre las políticas de educación o salud, y cómo se pueden establecer medidas de corresponsabilidad y transformación.

"Es un trabajo lento porque mucha gente todavía ni siquiera entiende a qué te refieres cuando dices 'trabajo de cuidado', es un tema que hemos impulsado las organizaciones feministas, nos parece básico porque creemos que está en la base de las desigualdades. Mientras no lo transformemos, el empoderamiento económico va a ser difícil, la autonomía económica también, y por eso la violencia contra las mujeres va a seguir prevaleciendo, entonces sí es un tema elemental", señaló Valentina Zendejas.

A pesar de que existe una tendencia a generar leyes donde se estipule y se pague por el trabajo del hogar como lo hizo recientemente España, Zendejas comentó que estos grupos que se han reunido para trabajar conjuntamente no están de acuerdo con esa perspectiva, dado que sigue posicionando el trabajo de cuidado como un tema de mujeres: "Lo que nosotras creemos que hay que hacer, es sacarlo de esa concepción, y pensar en el trabajo de cuidado como un tema que le afecta a toda la sociedad, porque le sirve a toda la sociedad".

Por otro lado, sobre el tema de las trabajadoras del hogar, Zendejas destacó que existen más de 2 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar en México, y más de 90% son mujeres. Además, 10% de la población activa femenina en México se dedica al trabajo del hogar, por lo que las trabajadoras del hogar están en un estatus de excepción en la Ley Federal del Trabajo, a través del cual no pueden acceder a seguro social obligatorio.

"No tienen acceso a guardería, a pensión para el retiro, a vivienda, no tienen jornada de trabajo máxima. Sin duda es un sector de la población que vive en una condición de mucha precariedad, y que además es fundamental el trabajo que realizan", explicó.

Valentina Zendejas comentó que parte de los esfuerzos que han hecho es buscar que el gobierno ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para que se modifique la Ley Federal del Trabajo y las trabajadoras del hogar no estén en una situación de exclusión, en donde tienen acceso a menos derechos que el resto de los trabajadores y trabajadoras.

Esta ratificación, explicó Zendejas, tendría que hacerse por medio del Senado, sin embargo, destacó que ya se le han hecho varias propuestas a la Cámara de Diputados, y el anterior secretario de Gobernación prometió ratificar dicho convenio, aunque nunca lo hizo.

"La Secretaría del Trabajo ha hecho una ruta para ratificar, incluso hemos hecho preguntas de acceso a la información y supuestamente destinaron dinero para hacer acciones para la ratificación, y sin embargo no pasó nada. Es algo que se tiene que hacer a nivel federal y después ir bajando a nivel estatal, pero es un pendiente grandísimo del gobierno mexicano", concluyó.