ABRIL 2018

Convoca FFN foro en defensa del Estado laico

Foto: Mariana C. Bertadillo/MujeresNet

Ante un panorama político incierto y complejo, organizaciones feministas se reúnen para discutir acciones concretas en la materia.

Ciudad de México /MujeresNet.- Preocupadas por un posible retroceso de logros y reivindicaciones históricas del movimiento feminista en México luego del auge de grupos conservadores en América Latina y en el marco del año electoral, mujeres organizadas de diversas entidades del país se reunieron los días 6 y 7 de abril de 2018 en el "Foro feminista en defensa del Estado laico", convocado por el Frente Feminista Nacional (FFN) y que se llevó a cabo en el auditorio principal del Sindicato Mexicano de Telefonistas, con el objetivo de discutir y acordar acciones concretas para detener y revertir este hecho.

A cargo de la inauguración del evento estuvieron Lourdes García Acevedo, Martha Heredia, Nancy Cobián Gutiérrez, María Eugenia Romero Contreras, Adriana Luna Parra y Eréndira Cruzvillegas Fuentes, quienes hablaron de la importancia de apropiarse espacios, seguir convocando a la unión entre mujeres, mantener activas las demandas de libre determinación de los cuerpos y territorios, así como hacer uso de las herramientas e instituciones existentes para continuar cerrando brechas.

Luego de la inauguración, un panel de especialistas moderado por Gabriela Delgado e integrado por Roxana Rodríguez Bravo, Cecilia Delgado Molina y Patricia Olamendi Torres, habló de la forma en la que el Estado laico se ha construido a través del tiempo en México, el eco de los fundamentalismos en América Latina a propósito de las libertades y derechos de las mujeres, además de posibles estrategias que desde las arenas política y jurídica pueden implementarse de cara a la vigente embestida conservadora.

Roxana Rodríguez Bravo presentó un recuento histórico de la forma en que la iglesia católica y el Estado han permanecido unidos en la historia del país, resaltando que la intolerancia hacia otras religiones, la influencia del catolicismo en la educación y la consecuente religiosidad de las personas, ha contribuido a mantener el poder de la iglesia católica mediante, por ejemplo, modelos de administración de culto que permiten aglutinar grandes cantidades de dinero a su favor.

Cecilia Delgado Molina, por su parte, se centró en explicar las consecuencias que el conservadurismo ha tenido en diferentes países latinoamericanos, insistiendo en que gran parte de la legitimidad con la que varias iglesias cuentan a nivel regional se debe, en gran medida, al "repertorio de acción colectiva" del que gozan, producto de alianzas interreligiosas y activismo contra grupos feministas y LGBT.

En su presentación, Delgado Molina explicó también que la actual forma de manifestación de fundamentalismos está orientada a desacreditar lo que, desde ellos, se considera "ideología de género", organizándose en comunidades y actualizando sus estrategias de comunicación para lograr "arraigo cultural" entre grupos cada vez más amplios y diversos, así como traducirse en marcos institucionales que fomentan la permanencia de modelos de vida tradicionales y opresivos.

La también investigadora de la UNAM declaró que una forma efectiva de frenar los conservadurismos que se mantienen, es revisitando la historia familiar y comenzando ahí el trabajo de transformación necesario.

Patricia Olamendi Torres instó a abandonar la ingenuidad a propósito de los escenarios políticos. Sentenció que si bien el Estado laico es una consecuencia de la ruptura con la imagen y argumentos de la cultura colonizadora, las mujeres continuamos heredando, mas no eligiendo, una religión y que, frente a este hecho, uno de los grandes pendientes continúa siendo garantizar el derecho de pertenecer, o no, a una iglesia determinada siendo mujeres.

Olamendi Torres también invitó a pensar en cambios de paradigma a nivel legislativo, recalcando la necesidad de analizar de manera más fina lo que conviene a la agenda colectiva, retomando como ejemplo el caso del aborto, del que dijo, "convendría más sacarlo del código penal para despenalizarlo en automático y regularlo desde otros marcos, que insistir en mantenerlo dentro".

Al término de las presentaciones, se convocó a todas a reunirse en mesas de trabajo con la intención de construir estrategias colectivas que permitan frenar el avance de los fundamentalismos con el consecuente retroceso en la agenda de derechos. El dí a 7 de abril se llevó a cabo la plenaria para construir una agenda de acciones concretas a realizar de frente al panorama sociopolítico vigente. Los acuerdos a los que se llegaron quedarán plasmados en un pronunciamiento público que se dará a conocer en los próximos días.