MARZO 2018

Discuten en Senado agenda feminista 2018

Foto: Cortesía de las convocantes/MujeresNet

Feministas organizadas en torno de diversos temas discutieron, reconociendo logros y focalizando pendientes, propuestas prioritarias del movimiento de mujeres en México para el año 2018.

Ciudad de México /MujeresNet.- El 15 de marzo de 2018, en el auditorio Octavio Paz del Senado de la República, mujeres feministas adscritas a diferentes espacios de lucha se reunieron en el Foro "Agenda Mujeres 2018. Lo personal es político", donde discutieron las prioridades a posicionar en el debate público durante los próximos meses.

Después de la apertura y exposición de motivos a cargo de Enma Obrador, en la primera mesa Lurdes Barbosa destacó el importante papel de los medios de comunicación respecto de la reproducción de la cultura feminicida, por lo que enfatizó la pertinencia de la participación ciudadana y su impacto en la regulación de estos agentes de socialización. Por su parte, Judith Vázquez Arreola apuntó la necesidad de garantizar igualdad y justicia a partir de las políticas públicas emanadas de la armonización legislativa, poniendo atención en los contextos y también en la historia del país, argumentando que, todavía, "dista mucho de secularizarse".

En la misma mesa, moderada por Angélica Téllez Rojas, Eunice Leyva señaló que contar con políticas diferenciadas para poblaciones como las mujeres con discapacidad es necesario, denunciando que "la verdadera tragedia no es la discapacidad, sino la discriminación", misma que comienza por el Estado. En su turno, Adriana Luna Parra habló de las mujeres mayores y resaltó que las políticas públicas han estado orientadas históricamente hacia el asistencialismo, por lo que hoy más que nunca es necesario persistir en la exigencia de derechos y de autonomía desde los cuerpos pues, dijo, "no puede haber feminismo si no se acepta la diferencia".

Durante la segunda mesa, orientada a los derechos humanos de las mujeres y el acceso a la justicia, y moderada por Rosa María Cabrera Lotfe, Patricia Olamendi enfatizó que la política pública debe ser un "motor de corrección de desigualdades" y que a pesar del marco normativo presente para el caso mexicano, son sumamente necesarias las acciones afirmativas para evaluar los avances y pendientes a propósito de la violencia de género. En el mismo sentido, Claudia Aguilar señaló que debe cambiarse el paradigma de "seguridad pública" actual por uno de "seguridad ciudadana", hecho que además de promover la participación activa de las mujeres, permitiría dirigir los focos hacia la prevención a partir de educación y concientización de la violencia y sus efectos.

Por su parte, Teresa Pérez habló de que el hecho de la baja representación de mujeres en escaños públicos es un hecho relacionado con otros tipos de violencia de género, entre ellos el estructural, por lo que es vital la articulación con actores clave y la construcción de una ciudadanía activa a propósito de los procesos de cabildeo y monitoreo. Yndira Sandoval se enfocó en las sobrevivientes, pues dijo que "hablar de los daños colaterales de la violencia es igual de importante"; sentenció que es necesario ver a los estados y las realidades locales, así como presionar a instancias públicas y privadas pare responder de manera inmediata ante hechos de violencia de género.

Clemencia Guevara, mujer indígena del estado de Guerrero, dijo que en el marco de marginación y empobrecimiento a los pueblos originarios en su generalidad, las mujeres indígenas tienen actualmente el reto de trascender la letra de los instrumentos legales, pendientes que son obstaculizados por el mismo Estado al criminalizar la organización popular. En sus exigencias destacó la importancia de la participación de los poderes para permitir que los pueblos se organicen de manera independiente, pero que garantice al mismo tiempo el respeto a los acuerdos emanados de las asambleas y organizaciones locales. Asimismo, hizo un llamado a la unión entre mujeres "sin intereses ni mezquindades, unir las fronteras de norte a sur, para incluir a las que faltan", concluyó.

En la última mesa, moderada por Fátima Schiaffini, Mar Cruz rescató que es importante identificar al movimiento de mujeres lesbianas como un grupo con sus propias necesidades y demandas, por lo que caminar hacia la exigencia de derechos debe garantizar, primero, el reconocimiento. En el mismo sentido Jirehl Díaz, quien habló de violencia de género en su modalidad digital, destacó que este tipo de violencia no está tipificada ni ha habido interés institucional por hacerlo, de forma que debe perseguirse justicia en torno de ámbitos no reconocidos aún por las autoridades ni por la sociedad.

Lol Kin Castañeda habló de la necesidad de implementar un enfoque diferencial al analizar la diversidad de mujeres y la forma en que cada una accede y demanda derechos para amplificar plataformas y acciones. Paola Schiaffini, por otro lado, destacó que cada vez son más las mujeres jóvenes que se involucran con el ámbito científico, recalcando que si esto es todavía un pendiente social y político es debido a una ausencia de igualdad de oportunidades y a que el Estado no ha priorizado garantizar condiciones mínimas para que niñas y mujeres jóvenes en México puedan acceder, mantener y concluir su educación.

Finalmente, Mónica Soto contextualizó el tema de trata para detallar su concepto de "sistema prostituyente", del que dijo, México es cómplice al tener tipificada la trata mas no la prostitución y permitir que una "enorme industria internacional lucrativa que demanda mujeres, siga robándolas y canalizándolas a otros países con fines de explotación sexual". Al dimensionar el problema, Soto recalcó la necesidad de seguir abogando por un debate respetuoso en torno del tema, pero que revise su doble moral y que dé contexto de las razones y circunstancias en las que el fenómeno sucede.

Los pendientes abordados en torno de la Agenda Feminista 2018 serán plasmados en un documento ciudadano disponible en su sitio web www.agendafeminista2018.blogspot.mx, donde además pueden consultarse las acciones y propuestas permanentes desde esta forma de organización.