OCTUBRE 2017

Ofrece Yndira Sandoval aclaraciones sobre su proceso legal

Fotos: Dulce Miranda/MujeresNet

A más de un mes de lo sucedido, enfrenta la criminalización y el señalamiento por parte de ciertos sectores de la sociedad.

Ciudad de México /MujeresNet.- Hace algunos días la activista defensora de los derechos humanos hizo pública la demanda que interpuso por ser detenida sin justificación y sufrir maltrato físico y psicológico por parte de policías de Tlapa de Comonfort, Guerrero, sitio donde ocurrieron los hechos, en particular de Claudia Juárez Gómez, quien presuntamente la violó y torturó.

Debido a la falta de respuesta por parte de las autoridades, Yndira Sandoval dio a conocer su historia a través de distintos medios; en respuesta se publicaron dos videos donde se muestra a la implicada en estado de ebriedad al momento de la detención.

"Yo sabía de la existencia de esos videos y aun así decidí denunciar, sabía que esto podía pasar", declaró Yndira Sandoval el 25 de octubre de 2017 en una rueda de prensa realizada en el Centro Nacional de Comunicación Social AC (CENCOS), ubicado en la Ciudad de México. También señaló la falta de fragmentos en las grabaciones donde ella expresa su petición de ser detenida por una mujer policía y se defiende de las amenazas de desaparición que recibió.

Durante el encuentro aceptó su responsabilidad por dirigirse a los elementos de seguridad de manera prepotente, sin embargo, aclaró que su denuncia no es para nadie por su género, origen étnico o condición socioeconómica, sino para todo un sistema en donde el último eslabón, en este caso su agresora, es la integrante más débil.

"El caso Yndira Sandoval representa un reto a la institucionalidad del Estado", comentó, pues todos los implicados por acción u omisión son parte de las instituciones mexicanas. Por otro lado, para ella significa un compromiso para continuar, desde su posición de activista, con la búsqueda de justicia para quienes se han visto involucrados en abusos por parte de alguna autoridad.



Sobre el proceso legal, dijo que la carpeta de investigación acaba de ser canalizada a la fiscalía de protección de defensores de derechos humanos y periodistas, aunque han pasado ya cinco semanas desde lo ocurrido. Por otro lado, comentó que el expediente se encuentra incompleto pues el gobierno del estado de Guerrero asegura que la afectada no se ha presentado para ampliar su declaración, situación desmentida por ella. Asimismo, enumeró una serie de irregularidades donde destaca la negación de la realización de un examen por parte del médico legista, el cual se llevó a cabo dos días después de lo ocurrido.

Se pronunció a favor de un procedimiento conforme a derecho, vigilado por la Procuraduría General de la República o de ser necesario, por las cortes internacionales. Finalmente, se definió como una sobreviviente de la impunidad y recordó a las víctimas olvidadas en el silencio o el anonimato.

Tras la conferencia de prensa, las y los asistentes se trasladaron a las inmediaciones de la estación del metro Polanco, donde un contingente se concentró para marchar a las oficinas de la Representación del Gobierno del Estado de Guerrero en la Ciudad de México. Integrantes de grupos feministas se unieron a la causa elevando sus voces con consignas como "No estás sola", "Todas somos Yndira", "Yo sí te creo" y "Justicia" para exigir una respuesta pronta y con visión de género para el caso que ha dividido a la opinión pública.

Alrededor de las 16:40 horas, Yndira Sandoval arribó al lugar y encabezó un mitin donde reiteró su posición: "Yo no voy a claudicar en seguir defendiendo a todas la mujeres, eso incluye a las mujeres indígenas, incluso a las mujeres policías, las mujeres trabajadoras... esto es otro tema", aseguró la activista feminista.