JULIO 2017

Hombre de Familia. El rol de proveedor en vigencia

Foto: Emma Blancas/MujeresNet

Georgina Rodríguez Gallardo nos habla sobre la preservación de los roles tradicionales de género y de cómo estas prescripciones culturales afectan a hombres y a mujeres por igual. La autora explica que las y los jóvenes sólo han logrado matizar estos roles, mas no modificarlos.

Los y las jóvenes en la búsqueda de romper estructuras y de establecer nuevas formas de autodefinirse se enfrentan a roles tradicionales que se encuentran fundidos en las estructuras sociales y culturales occidentales; pero debido al peso que tiene en la funcionalidad y necesidad de preservar a la familia, procreación y crianza, su rebelión sólo logra impactar en matizar estos roles; el rol de proveedor continúa en el ámbito público entendido como responsabilidad fundamental del hombre, y el rol de ama de casa y por supuesto el de madre, continúa en la esfera de lo privado y es responsabilidad de la mujer. Ambos comparten espacios, roles y funciones en diferentes ámbitos y proporciones, aquí es importante señalar que sólo son una concesión; porque la responsabilidad sigue para cada uno de los casos.

Es común el conocer el impacto de este ejercicio de roles en las mujeres, pero el rol de proveedor en pocas ocasiones queda plasmado en la pantalla grande. En la película Hombre de familia, que es protagonizada por Gerard Butler, el personaje central tiene que elegir entre una carrera de triunfo, que representa el poder continuar cubriendo la manutención de su hogar, o cuidar a su hijo con cáncer.

¿Cuáles son las renuncias que padres y madres deben de realizar para integrar una familia? No son sólo las mujeres las que renuncian y limitan sus expectativas profesionales, que en este caso sería lo esperado social y culturalmente (rol de ama de casa); pero en el caso de los hombres poco se conoce de la renuncia a la convivencia familiar, social y personal que tienen que hacer por el trabajo que en realidad representa el sustento de la familia (rol de proveedor).

Perdón porque utilice el ejemplo de la película, pero en ella además se plasma la presión de los hombres de edad madura en un mundo competitivo de hombre jóvenes, sí, con menos experiencia pero con juventud que los desplaza, hasta llegar a perder sus empleos, y la enorme presión que en ocasiones es una autoexigencia, verdaderamente abrumadora.

¿Qué representa para el hombre perder su empleo? Lo representa todo, es una forma de definirse y de configurar su papel de vida. En el caso de las mujeres el rol de ser madre, como un objetivo de vida en que pareciera que no tiene otra opción, se replica en el caso de los hombres como proveedores, que da su razón de existencia. Son los roles tradicionales salpicados de modernidad, de igualdad, pero que finalmente los mantienen vigentes.

En la actualidad si pretendemos comprender el género es necesario considerar nuevas dimensiones para su análisis, a fin de contar con nuevas perspectivas de lo que es lo femenino y lo masculino. La conceptualización de lo que define a un hombre y a una mujer es incorporada en un amplio espectro de consideraciones, en el que los roles son entendidos como comportamientos esperados y asignados -cultural y socialmente-, no fortuitos y que parecieran inevitables, cuyo único fin es lo biológico, la integración de una familia, procrear.