Suscribete Newsletter Twitter Facebook Album Flickr You Tube www.MujeresNet.info

Directora y Editora: Elsa Gpe. Lever Montoya                                                                                                                             

Frases Feministas
Unete a MujeresNet en FACEBOOK

MujeresNet on Facebook
SÍGUENOS EN TWITTER


         


Por primera vez (Primera de tres partes)





Por Elsa Lever M.
Lic. en Periodismo con Maestría en Comunicación por la FCPyS de la UNAM, actualmente doctorante en Ciencias Políticas y Sociales con orientación en Ciencias de la Comunicación (FCPyS-UNAM). Está diplomada en Género por el PUEG de la UNAM, y en Feminismo por el CEIICH de la UNAM. Es directora de http://www.mujeresnet.info/

En esta primera entrega, Elsa Lever Montoya comparte el inicio de su trabajo personal contra los apegos. La columnista recuerda que para sobrellevar esta transición intentó tomar terapia y acudir a grupos de ayuda sin encontrar solución, hasta que ciertos textos feministas y algunos libros de autoayuda fueron para ella una gran herramienta y explica por qué.


A ti Julieta, porque eres una bendición. Gracias.

Mes de julio... Hace un año que comencé a trabajar con el asunto del desapego. ¿Las motivaciones? Bueno, tarde o temprano nos sucede alguna decepción afectiva, alguna lección de vida, que nos lleva a preguntarnos si hay alguna forma de no sufrir tanto. De hecho, llegué a concluir que tenía algún grado de adicción al dolor.

Por primera vez en mi vida, hace un año, me topé con que me daba miedo perder cosas, personas, vivencias; miedo de que cambiaran las situaciones, los sentimientos, las expectativas, las promesas y los compromisos. Pero miento, no era miedo... ¡era pánico!

Estaba negada a que todo cambiara sin mi consentimiento, a aceptar que tenía que soltar cuando lo que más quería era la seguridad, la certeza, de seguir sujetando lo que deseaba tener en mi vida y a mi lado. Ahí, donde pudiera sentirme cómoda y en control.

Por primera vez supe lo que era la verdadera ansiedad, el verdadero pánico, la real incertidumbre. Lloré días y noches, dejé de comer, de dormir; imposible concentrarme, ser productiva, continuar con mi vida cotidiana...

¿Cómo es posible que esto suceda, y que sea a mí a quien le pase? ¿No se supone que son de esos "problemas" que sólo les suceden a los y las demás? (Ya saben, por aquello de que sólo se habla del "otro" y de la "otra"). Pero peor aún: ¿a mi edad?

Recordé las pláticas de antaño de mis mejores amistades, no había alguna que no fuera a terapia psicológica: "Es lo más normal", "Las terapias deberían ser parte de uno desde la infancia", "No tiene nada de malo, no necesitas tener algún problema fuerte para iniciarte en la terapia", me decían. Y siempre respondía para mis adentros, que yo podía salir sola de mis conflictos y traumas. Y así fue por mucho tiempo. Hasta hace un año.

Por primera vez busqué terapia psicológica, porque me di cuenta que esta vez no podía sola ya. Mi dolor y desesperación era más fuerte que mi voluntad y mi salud emocional. Y sin embargo, también aprendí que no toda terapia nos sirve o va con nosotras. Hasta para eso nuestra personalidad se impone. Llamé a terapeutas recomendadas por amistades, asistí sólo una vez a AA; nada fructificó en ese sentido hasta que los libros en internet y las librerías fueron, en mi caso, la verdadera solución. Sí, también tuve el apoyo de una gran amiga que acudió a mi llamado de auxilio, un mediodía que ya no sabía ni quién era yo. Recuerdo que ese día busqué a contadas amigas -o creí que lo eran- (a 5 para ser exacta), y sólo ella acudió. Recuerdo decirle que necesitaba ayuda, que ya no podía sola, lloré desesperadamente mientras ella tomaba mi mano y me hacía preguntas sobre mí, que después de llorar mucho tiempo me hicieron enfocarme en mí y solo en mí. Me bastó ese día y su mano tomando la mía para recuperarme. También supe que ella sabía de esas crisis y las soluciones por propia experiencia. No es terapeuta oficialmente, pero me salvó la vida y el alma.

Y así fue como comencé la aventura de trabajar conmigo misma a través de las lecturas. De pronto, en mi buró no podía faltar aquel libro best seller y también el no best seller sobre los desapegos, sobre la adicción al dolor y al amor, sobre los miedos...

Algún tiempo me mofé de los libros de autoayuda. Es cierto, no todos son buenos o funcionales, pero sin duda los que sí son útiles resultan ser una gran herramienta, por lo menos en mi caso que me gusta leer y prefiero trabajar conmigo en la soledad. Y por supuesto, no pudieron faltar algunos textos feministas sobre la soledad y el mito del amor romántico... ¿Quieren saber qué he aprendido? Se los contaré en dos artículos próximos... (Tampoco mi aprendizaje ha sido de la noche a la mañana). Nos leemos pronto.


LEE AQUÍ LAS TRES ENTREGAS:

Por primera vez (Primera de tres partes)
Por primera vez (Segunda de tres partes)
Por primera vez (Tercera y última parte)





Artículo al Azar



Escucha y piensa

Canciones para Reflexionar

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. © Copyright, México MujeresNet.Info, Información con Perspectivas de Género y Feminista
| Diseño: Elsa Lever M. | RSS | NINGUN TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SIN PERMISO EXPRESO DE MUJERESNET.INFO | ecoestadistica.com
| Aviso Legal | Política de Privacidad | Mapa del Sitio | Su publicidad | PageRank Checking Icon