Suscribete Newsletter Twitter Facebook Album Flickr You Tube www.MujeresNet.info

Directora y Editora: Elsa Gpe. Lever Montoya                                                                                                                             

Frases Feministas
Unete a MujeresNet en FACEBOOK
MujeresNet on Facebook
SÍGUENOS EN TWITTER


Columnas de Opinión

Bibliotecas y libreri­as virtuales, en li­nea
Bibliotecas en Linea
Navega y documén-
tate
E-books, bibliotecas, librerías en línea


Soy feminista
Somos feministas
¿Te reconoces y defines como tal?
Escribe cómo vives el feminismo y qué importancia tiene para ti.


Escuelas, cursos, estudios en genero y feminismo
Formación en Género y Feminismo
¿Dónde, cuándo?
Diplomados, seminarios, talleres, escuelas, cursos, maestrías, doctorados...



Foro de discusion
Foro de discusión
¿A favor o en contra?
Opina, debate, argumenta...

Lenguaje no sexista
Lenguaje no sexista
¿Qué es? ¿Para qué?
Definiciones y manuales para un lenguaje y un periodismo libres de sexismo.


Tienda on line
Tienda Virtual
De todo un poco
Libros, artí­culos, carteles, postales y mucho más


Herramientas legales
Herramientas Legales
¿Cómo y por qué?
Leyes y lineamientos jurídicos para la defensa de los derechos de las mujeres...


         


Ellas, tecleando su historia




Foto: Brenda Ayala/MujeresNet


Por María Esther Espinosa Calderón
Periodista, ha colaborado en diversos medios, entre ellos el Uno más Uno, Mira, El Universal, Etcétera, 'Triple Jornada' del periódico La Jornada, y en la revista Fem.

La autora reseña el libro de Elvira García, 'Ellas, tecleando su historia', en el que narra las anécdotas de periodistas 'que coinciden en su historia de lucha, de tenacidad, de arrojo, de justicia, de responsabilidad, de creatividad, de objetividad, pero sobre todo de valentía para decir lo que otras u otros callan'.

La corrupción en Pemex, los 118 millones de pesos que costó la serie de televisión El equipo, los oscuros manejos de los directivos del deporte, la violación de los derechos humanos de las víctimas de la guerra contra el narcotráfico, el "toallagate", las historias financieras de políticos, empresarios y narcotraficantes, el derecho ciudadano a la cultura, las injusticias sociales, las mujeres en el periodismo, son sólo algunos de los puntos que tocan las 14 periodistas entrevistadas por Elvira García y que dan vida al libro Ellas, tecleando su historia.

En el prólogo Miguel Ángel Granados Chapa -el último que escribió el columnista fallecido en octubre de 2011- señala que "Elvira García tiene el don de la conversación... Convertido en penetrantes entrevistas, ese don le ha permitido labrar una carrera periodística singularizada por la perspicacia y la perseverancia, por el poder de penetrar en la esencia del interlocutor".

Con esa esencia la autora se adentra en lo que cuenta: Ana Lilia Pérez, Dolia Estévez, Anabel Hernández, Beatriz Pereyra, Alicia Salgado, Adriana Malvido, Blanche Petrich, Ximena Ortúzar, Sara Lovera, Anne Marie Mergier, Dolores Cordero, Estella Calloni, Marcela Turati y Lilia Saúl Rodríguez. Periodistas que van más allá de una simple nota, que coinciden en su historia de lucha, de tenacidad, de arrojo, de justicia, de responsabilidad, de creatividad, de objetividad, pero sobre todo de valentía para decir lo que otras u otros callan.

Las entrevistadas han forjado su estilo y su éxito pese al machismo imperante aún en los medios de comunicación. "Ellas han padecido la misoginia y los abusos del poder, pero nada las ha detenido en el propósito fundamental de dar testimonio de los acontecimientos trascendentales que ocurren todos los días en el ámbito político, económico, intelectual y social, sin embargo, muy pocas veces han tomado la voz para hablar sobre su vida y su experiencia profesional, aquí lo hacen con especial contundencia y determinación".

Elvira señala que "hoy, las tareas y opiniones de las mujeres no sólo constituyen noticia cotidiana en los espacios mediáticos. También son las féminas quienes están haciendo periodismo en México".

Basta leer los medios mexicanos para confirmarlo: en La Jornada, Blanche Petrich revela los enredos de la diplomacia norteamericana en México, a través de los cables de Wikileaks. Cubre conflictos armados en Centroamérica, Europa, Asia y África, el levantamiento zapatista de Chiapas, sin olvidarse de darle seguimiento a los casos de Digna Ochoa, Lydia Cacho y Ernestina Ascencio. La periodista afirma que "al cubrir movimientos populares me encuentro con la injusticia, porque la gente que se inconforma y nada a contracorriente choca con el sistema y es reprimida".

Ana Lilia Pérez, en la revista Contralínea da a conocer la corrupción que impera en Petróleos Mexicanos (Pemex), muestra las redes de complicidades que apuntan a Los Pinos. Granados Chapa escribió: "En el muy breve tiempo en que ha ejercido el periodismo, Ana Lilia Pérez ha conocido la hiel y la miel del oficio. Ha estado sujeta a procesos civiles a punto de derivar en averiguaciones penales y ha obtenido premios que suelen llegar al cabo de un trayecto". La periodista asegura que en México quien se dedica al periodismo paga muy caro no aceptar corromperse. "Es indigna e inadmisible la forma como tengo que defender mi derecho a ejercer mi profesión".

Anabel Hernández descubre el "toallagate", y cuestiona el enriquecimiento súbito e inexplicable de Genaro García Luna, titular de la SSP, en el sexenio de Felipe Calderón, por ello García Luna arma una persecución encubierta en su contra. Señala que hay pocos foros para el periodismo que ella realiza: "Existe una sociedad muy adormecida y poco exigente con los periodistas; se conforma con cualquier nota. Al aceptar información de paja o con aquellos que dicen los llamados 'líderes de opinión' -que tienen ya muy poco que decir, pues han cedido a presiones del poder-, la audiencia no atiende a los jóvenes que hacemos periodismo de investigación. La sociedad cree que si no apareces en radio o en televisión no existes, y es un error. Al aceptar un periodismo light, con mucho ruido y poca sustancia, la sociedad provoca que el periodismo de investigación no crezca y no tenga más adeptos".

A Beatriz Pereyra su pasión por el deporte la lleva a desarrollar un periodismo diferente, desde una perspectiva crítica, con un espíritu nada complaciente, analiza e investiga que detrás del espectáculo del juego existen corrupción y poderes ocultos en las canchas y en los gimnasios. Opina que a "cualquier deporte que le rasques le encontrarás una coladera sucia, pero casi ningún medio se mete a escudriñar".

Experta en deportes considera que las jóvenes de los noticieros deportivos no son las que más saben de deportes: "Eso las deja mal paradas, son chicas de buen cuerpo que dicen muchas tonterías. Imagino que la reflexión que hacen las televisoras es que nadie pone atención a lo que comentan, sino a sus cuerpos". Condena lo anterior y asegura que "si las mujeres queremos tener más espacios no será mostrándonos como un pedazo de carne. Me molesta que ellas lo permitan".

Adriana Malvido le imprime a la cultura un toque especial en sus artículos, en donde hace presente su interés por la historia y por la psicología de las mujeres notables que ha plasmado en sus libros. Para Raquel Tibol es "la mejor periodista de artes plásticas de México". Adriana creó un estilo propio que hasta hoy no ha sido superado en las secciones culturales de los diarios nacionales.

Para la autora de Ellas, tecleando su historia, las 14 entrevistadas son admirables: "Me rindo ante su tenacidad por proyectar luz sobre la opacidad y presentar piezas únicas del periodismo mexicano contemporáneo. Pero hay dos casos que me provocan el mayor de los respetos: los de Ana Lilia Pérez y Anabel Hernández, quienes por denunciar la corrupción y la impunidad existentes en las instituciones gubernamentales del México de hoy, caminan por las calles con un amparo en la bolsa y duermen con desasosiego, pues han sido demandadas y amenazadas de muerte por los protagonistas de sus investigaciones".

Para Lilia Saúl Rodríguez el origen de los males de México es la corrupción, por no ejercer el derecho a saber, periodista de El Universal, es especialista en la aplicación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información. Con poco más de una década en el diarismo mexicano ha logrado trabajos periodísticos que no se olvidan, como cuando sacó a la luz el costo de la producción de le teleserie El equipo, que la SSP encargó a Televisa. Explica que le gusta mostrar a sus lectores que, así como ella hace uso de la Ley de Transparencia para obtener información útil, ellos también podrían utilizarla; sólo es que "tengan interés y lo hagan".

Por su parte, Marcela Turati señala que su aportación al periodismo es visibilizar lo invisible. "Tengo la mirada entrenada para mirar los daños colaterales de la violencia". Galardonada por su trabajo, el más reciente premio lo recibió de la Universidad de Harvard por la cobertura de la guerra contra el narcotráfico. Sus reportajes no se centran en enumerar a los muertos o desaparecidos. "Van un paso adelante: desentrañan sus costos sociales y psicológicos y ponen en relieve la violación a los derechos humanos de las víctimas y de sus familias". Solidaria con sus compañeros y compañeras de profesión, creó una red de periodistas denominada Periodistas de a Pie.

Dolia Estévez, corresponsal en Washington, actualmente se le escucha en MVS Radio, "ha enviado reveladores reportajes que testimonian que en Estados Unidos hay averiguaciones abiertas a varios hombres poderosos de México, algunas por su relación con el narcotráfico". Afirma que los periodistas "tenemos el derecho de preguntar y los funcionarios la obligación de responder".

Alicia Salgado le da un enfoque diferente y moderno a los asuntos financieros. Intenta traducir al público la hermética y compleja información financiera. Ella es de las pocas especialistas en el tema. La venta de Telmex y la reprivatización de la banca, fueron primicias que le tocó descubrir.

Ximena Ortúzar le cuenta a Elvira García: "No puedo negar la cantidad de chilenos que Luis Echeverría salvó al abrirnos las puertas de México, sin embargo, no estuve de acuerdo con lo que el ex presidente le hizo a Julio Scherer en Excélsior. Por eso, y porque la 'nobleza obliga', me fui del diario". Ximena regresó a seguir practicando el periodismo en su país natal.

Dolores Cordero ha ejercido el periodismo sobre todo desde la mesa de redacción, con el ojo atento no sólo a la exactitud del estilo sino también a la utilidad social de ese oficio al que se ha entregado; asegura que "México está para que nos pongamos a llorar a diario". Afirma que en este momento "no sobreviviría un periódico que dijera la verdad; nadie lo soportaría, empezando por los políticos que tratarían de cerrarlo para silenciarlo". Es una defensora de la obligación ética y social de los periódicos en la búsqueda por la verdad, al menos, en la objetividad.

Fundadora del suplemento Doble Jornada, pionero en asuntos de género, Sara Lovera se considera "una obrera de la tecla", su huella por el periodismo esté en más de una veintena de espacios escritos y electrónicos, varios de los cuales le tocó fundar. Luchadora incansable por los derechos de la mujer, creó en 1988 la agencia de noticias Cimac (Comunicación e Información de la Mujer, Asociación Civil), explica que este organismo nació con la idea de "acercarnos a los amigos periodistas para promover que reportearan asuntos de la condición social de las mujeres". En 2005 la periodista fue nominada al Premio Nobel de la Paz. Asegura que "todo lo que tenía que hacer ya lo hice".

Por su parte, Stella Calloni es una argentina con raíces en México, corresponsal de guerra, testigo de las peores atrocidades de las dictaduras en Centro y Sudamérica y hoy corresponsal de La Jornada en el Cono Sur. Así como Anne Marie Mergier, francesa de corazón mexicano, corresponsal en París, ha reporteado para Proceso desde los países con conflictos bélicos en Europa, Asia y África.

La autora señala que escogió a estas 14 periodistas porque "el común denominador es que las seleccionadas son o fueron reporteras de tiempo completo, han gozado y sufrido las redacciones y los conflictos de poder al interior de sus medios y han contribuido a fundar impresos que hoy influyen de manera determinante en la formación de opinión pública. Con su trabajo, mis entrevistadas, mis colegas, han dado prueba de talento, honestidad, arrojo y sagacidad. Son esas prendas las que explican el resultado de su obra periodística, de indiscutible calidad y trascendencia histórica".

En Ellas, tecleando su historia , se conocen historias que no se imaginan, que sorprenden, que son o fueron vividas por las protagonistas. "Por este libro sabemos que Carmen Lira expulsó de La Jornada a los accionistas fieles a Carlos Payán. Que al consejo editorial de Proceso no le interesaba cubrir el plebiscito que finalmente terminó con el régimen de Pinochet. Que Carlos Marín no quería publicar la información del 'toallagate' foxista, pues decía que no era nota. Que Ana Lilia Pérez le dio a López Obrador los documentos que probaban los negocios de Mouriño en Pemex y por los cuales ella más tarde comenzó a recibir amenazas de muerte", eso y mucho más se van descubriendo en cada una de las páginas del libro de Elvira García.

García Elvira, Ellas, tecleando su historia , Grijalbo, México, 2012, 261 pp.







Artículo al Azar



Escucha y piensa

Canciones para Reflexionar

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. © Copyright, México MujeresNet.Info, Información con Perspectivas de Género y Feminista
| Diseño: Elsa Lever M. | RSS | NINGUN TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SIN PERMISO EXPRESO DE MUJERESNET.INFO | ecoestadistica.com
| Aviso Legal | Política de Privacidad | Mapa del Sitio | Su publicidad | PageRank Checking Icon