Suscribete Newsletter Twitter Facebook Album Flickr You Tube www.MujeresNet.info

Directora y Editora: Elsa Gpe. Lever Montoya                                                                                                     México,

Frases Feministas
Unete a MujeresNet en FACEBOOK
MujeresNet on Facebook
SÍGUENOS EN TWITTER


Columnas de Opinión

Bibliotecas y libreri┬şas virtuales, en li┬şnea
Bibliotecas en Linea
Navega y documén-
tate
E-books, bibliotecas, librerías en línea


Soy feminista
Somos feministas
¿Te reconoces y defines como tal?
Escribe cómo vives el feminismo y qué importancia tiene para ti.


Escuelas, cursos, estudios en genero y feminismo
Formación en Género y Feminismo
¿Dónde, cuándo?
Diplomados, seminarios, talleres, escuelas, cursos, maestrías, doctorados...



Foro de discusion
Foro de discusión
¿A favor o en contra?
Opina, debate, argumenta...

Lenguaje no sexista
Lenguaje no sexista
¿Qué es? ¿Para qué?
Definiciones y manuales para un lenguaje y un periodismo libres de sexismo.


Tienda on line
Tienda Virtual
De todo un poco
Libros, artí┬şculos, carteles, postales y mucho más


Herramientas legales
Herramientas Legales
¿Cómo y por qué?
Leyes y lineamientos jurídicos para la defensa de los derechos de las mujeres...



         


¿Quién llegó al poder en México más allá de la simulación del voto?





Por Josefina Hernández Téllez
Periodista, investigadora en estudios de género, profesora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH)y la UNAM, y responsable del grupo de investigación de Género y Comunicación de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC).

La autora nos exhorta a reflexionar sobre nuestra historia, la situación política y social, y sobre los gobiernos: el entrante y el que concluye; los posibles panoramas que podrían ocurrir de no ser que actuemos a tiempo. ¡Activemos el poder ciudadano!

Después de la protesta como presidente de la República Mexicana de Enrique Peña Nieto y los sucesos previos a la ceremonia, en la que participaron jóvenes y ciudadanía en general, surgen muchas dudas, interrogantes, protestas, enojos, resignación y preocupación, pero sobre todo después de la violencia flagrante cabe preguntar ¿quién llegó realmente al poder más allá de la simulación democrática de las elecciones pasadas, donde supuestamente se impuso la voluntad popular?

Terminamos un sexenio en el que en el afán de acabar con el crimen organizado, se desató una crisis de seguridad nacional. El principal reclamo a la política pública del expresidente panista, Felipe Calderón Hinojosa, es que habilitó al ejército en una guerra sin cuartel donde la ciudadanía quedó a dos fuegos entre éste y el narco. Los cientos de muertes sin razón, la inseguridad y la recreación del miedo son pruebas de este segundo sexenio del Partido Acción Nacional en el poder presidencial. Ante este desalentador escenario, el primero de diciembre pasado regresó al poder presidencial un partido, el Revolucionario Institucional, que se jactaba y se jacta de "saber gobernar", de estar en una nueva y renovada fase que lo ha mejorado como institución y que promete llevar al país a la paz social, la seguridad y el crecimiento económico.

Más allá del discurso de buena fe e intención, de nuevo, como hace seis años, se desplegaron fuerzas de seguridad excepcionales. Se "blindó" el Palacio Legislativo y el Palacio Nacional. ¿Por qué si se supone llegó por voluntad popular mayoritaria? ¿No debió ser una "fiesta ciudadana" porque llegó quien "promete y cumple"? ¿Por qué el temor a la manifestación ciudadana que hasta entonces se había caracterizado por ser pacífica? ¿No lo sabemos? ¿No lo sabremos?

Lo cierto es que contra los datos del pasado julio y las elecciones, una buena parte de la ciudadanía rechaza y repudia el retorno del Partido Revolucionario Institucional y su representante: el llamado, por Jenaro Villamil, Golden Boy de Atlacomulco. Y contra lo que se diga, se optó por la fuerza y el mensaje es vertical, intimidatorio, duro y sin concesión: no se respeta la disidencia, no se tolera la protesta, se reprimirá todo intento de cuestionamiento.

¿Dónde quedó, entonces, la democracia?

El problema es que desde que el PRI se instaló en el poder y fue sexenio tras sexenio ratificando su vocación por la silla presidencial, la democracia se desdibujó. La ciudadanía apostó a recuperar su voz y voto, los dos sexenios panistas fueron testimonio de esta esperanza pacífica y democrática. Pero no resultó, no sólo por la falta de experiencia para gobernar de quien llegó sino porque el carácter y perfil del PAN no se distinguen por el respeto a la diversidad, a la equidad de género y la pluralidad. Si a eso sumamos las redes que se fueron tejiendo y favoreciendo, desde el gobierno y por el mismo PRI, para una de las industrias más rentables de los países subdesarrollados como el nuestro, el narcotráfico. Por ello la fórmula está lejos de la esperanza democrática.

Para la ciudadanía y los jóvenes, que se han venido manifestando por una transformación pacífica y democratizadora, la violencia del primero de diciembre pasado es un balde de agua helada: el PRI no respeta ni respetará derechos fundamentales de manifestación, porque más allá de los supuestos infiltrados que detonaron los ataques contra los civiles, lo cierto es que la respuesta deja mucho que desear y esperar de este gobierno que a todas luces resguardará el poder a punta de cañón... se diga lo que se diga, los hechos hablan por sí solos.

Como población general debemos prender focos rojos en todos los niveles y actuar desde todas las trincheras posibles. Colombia es un ejemplo de un camino que no debemos andar: tienen ejército, guerrilla, paramilitares y sicarios. Una combinación que termina con la vida civil y civilizada de cualquier sociedad. En México ya activamos al ejército, los sicarios y la guerrilla (recordemos que se pronunció públicamente el Ejército Magonista de Liberación Nacional). Ya sólo falta que los grandes capitales y capitalistas creen su "ejército privado" para defender sus "derechos" de propiedad.

Por principio debemos levantar la voz y defender el derecho básico de tener voz para protestar, disentir y manifestarnos. Hoy duele que para estos jóvenes esperanzados en contribuir a un cambio pacífico, el mensaje haya sido de garrote y bala. El 68 debe dejar de ser una "romántica" evocación porque estamos muy cerca de repetir, la diferencia está en la magnitud y en estos próximos seis años podemos igualar o superar. Somos una humanidad que se recrea en sus errores y en los caminos andados. Dejemos de justificar que estaba orquestado, dejemos de buscar en Andrés Manuel López Obrador la causa (muy fácil para desentendernos del hartazgo ciudadano y la responsabilidad), dejemos de escuchar y dar credibilidad a pseudoperiodistas que gritan "al son que les toquen", asumamos que estamos en un punto como sociedad en donde puede haber un camino sin retorno. Rechacemos y denunciemos la violencia, pero seamos congruentes entre el discurso y la realidad. Nadie merece golpes ni muerte por no tener igual opinión. Principio básico de una democracia, si no cuestionemos y reclamemos a quien llegó a la presidencia, porque no parece nuestro representante (hayamos o no votado por él) y activemos el poder ciudadano. Es tiempo de actuar.









Artículo al Azar



Escucha y piensa

Canciones para Reflexionar

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Copyright © 2006-2009, México MujeresNet.Info, Información con Perspectivas de Género y Feminista
| Diseño: Elsa Lever M. | RSS | ATOM | NINGUN TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SIN PERMISO EXPRESO DE MUJERESNET.INFO | ecoestadistica.com
| Aviso Legal | Política de Privacidad | Mapa del Sitio | Su publicidad | PageRank Checking Icon