Suscribete Newsletter Twitter Facebook Album Flickr You Tube www.MujeresNet.info

Directora y Editora: Elsa Gpe. Lever Montoya                                                                                                     México,

Frases Feministas
Unete a MujeresNet en FACEBOOK
MujeresNet on Facebook
SÍGUENOS EN TWITTER


Columnas de Opinión

Bibliotecas y librerişas virtuales, en lişnea
Bibliotecas en Linea
Navega y documén-
tate
E-books, bibliotecas, librerías en línea


Soy feminista
Somos feministas
¿Te reconoces y defines como tal?
Escribe cómo vives el feminismo y qué importancia tiene para ti.


Escuelas, cursos, estudios en genero y feminismo
Formación en Género y Feminismo
¿Dónde, cuándo?
Diplomados, seminarios, talleres, escuelas, cursos, maestrías, doctorados...



Foro de discusion
Foro de discusión
¿A favor o en contra?
Opina, debate, argumenta...

Lenguaje no sexista
Lenguaje no sexista
¿Qué es? ¿Para qué?
Definiciones y manuales para un lenguaje y un periodismo libres de sexismo.


Tienda on line
Tienda Virtual
De todo un poco
Libros, artículos, carteles, postales y mucho más


Herramientas legales
Herramientas Legales
¿Cómo y por qué?
Leyes y lineamientos jurídicos para la defensa de los derechos de las mujeres...



         


Ensayos de Blanca Luz





Por Lucía Rivadeneyra
Comunicóloga por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Cursó la maestría en Literatura Mexicana, en la Facultad de Filosofía y Letras. Sus libros "Rescoldos", "En cada cicatriz cabe la vida" y "Robo Calificado" fueron merecedores de los Premios Nacionales de Poesía "Elías Nandino" (1987), "Enriqueta Ochoa" (1998) y "Efraín Huerta" (2003), respectivamente. En 2007, publicó la antología personal 'Rumor de tiempos'. Su material poético está incluido en numerosas antologías. La han traducido a diversos idiomas. Catedrática de la UNAM desde 1980, ejerce el periodismo en medios de circulación nacional.


* Estas cartas lusitanas, dice la autora, no son de amor de una monja portuguesa, son de una mujer, viajera, intensa... monja, pero entregada a sus pasiones mundanas.

A Pablo Andrés porque votará por primera vez.

Del francés essai que significa intento, viene la palabra ensayo. "Es difícil imaginar un ensayo importante que no sea, primero que todo, un despliegue de inteligencia... pero hay tantas variedades de ensayo, como las hay de inteligencia", afirma Susan Sontag. Y agrega: "La cultura ensayística surgió en la cultura literaria de Roma, como una combinación de las energías del orador y del escritor de cartas".

Por tanto, no queda duda de que el libro Cartas lusitanas* de Blanca Luz Pulido (Estado de México, 1956) es un reflejo de la energía que le permite a una poeta reflexionar y aproximarse a una serie de autores porque le han gustado, porque los admira, porque los goza y porque es generosa y quiere compartir sus placeres.

Así, estas Cartas... son ensayos sobre escritores portugueses, poetas y narradores. Blanca Luz, literalmente, nos da luz sobre una serie de creadores lusitanos: António Ramos Sosa, Paulo Teixeira, Ruy Belo, Fiama Hasse Pais Bradao, Nuno Júdice, Álvaro de Campos, Pessoa; en prosa reflexiona sobr António Lobo Antunes, Maria Judite de Carvalho, Camilio y Virgilio DFerreira. Además, incluye una entrevista a Nuno Júdice y una reflexión sobre el poeta mexicano Francisco Cervantes, quien tenía debilidad por la lengua portuguesa.

Pulido dice que a los portugueses les encanta el misterio, pero tenemos aquí a una mexicana que le gusta descifrar el misterio. En virtud de que la obra guarda las filias y las fobias de sus autores, ella lee a profundidad los versos de "sus" poetas y nos los hace próximos. Tiene la capacidad de la concreción, nos da la esencia de cada uno. Su calidad como traductora hace que disfrutemos a estos creadores.

Por ejemplo, luego de leer el libro, sabemos que los versos de Pablo Texeira son una "ceremonia del adiós"; que Nuno Júdice considera a la paciencia "como una manera de esperar el milagro" y que sus poemas son una "meditación sobre lo poético". Asimismo, sobre Ramos Rosa, dice que es de "un cúmulo de realidades en continuo movimiento".

De Ruy Belo, la autora comenta que él "une el rigor crítico con la detallada y obsesiva pasión por la realidad". Cito unos versos del poema que habla de las casas:

"Oh las casas las casas las casas

Las casas nacen viven y mueren

Cuando están vivas se distinguen unas de otras

Se distinguen sobre todo por su olor

Varían incluso de cuarto en cuarto

¿Estará hoy en niño que fui

En las casas que construí cuando niño?

¿Y dónde estaré de aquí a unos versos?

Maravilloso es tener luz sobre Fiama, la poeta que "nunca quiso tomar un avión". De ella nos dice Pulido que sus poemas "sugieren más que muestran el misterio que ronda siempre la vida". Asevera sobre los heterónimos de Pessoa, que siempre han desatado controversias, "como si Pessoa hubiera sido 'demasiado poeta' para ser uno solo, como si una única vida fuera muy limitada para alguien que quería sentir todo de todas las maneras y vivir todo en todos los sitios...".

Afirma la ensayista que "la impresión que nos deja la lectura de 'Tabaquería', el mundo que va construyendo es, como se diría en portugués, un mundo dilacerado, o sea, herido, desgarrado entre el deseo de comprensión de la realidad y la conciencia de que ésta es intrínsecamente inaprensible".

Además, dice que a sus lectores, Pessoa da "una sensación de errancia interna y desazón que constituye la esencia misma del poema", se refiere a "Tabaquería". Un placer es leer en este libro un soneto de Pessoa y otro de Camoes.

Celebro, ampliamente la inclusión de Francisco Cervantes, quien supo de los lusitanos y de su nostalgia. Quizá por eso escribió

Qué busca el hombre en sueños?

La huella que no deja,

El arma en llamas

En cuanto a la prosa, el ensayo más amplio "Teoría y práctica de la crónica", acerca de António Lobo Antunes, es una reflexión sumamente interesante sobre este género ancestral, tan literario y tan periodístico. A grado tal que el autor dice que le "salen tan rápido que desconfía de ellas". No obstante, sabemos que lo aparentemente fácil, encierra un oficio consolidado. Por eso, sus crónicas se dejan leer, como si nada, aunque nos diga todo y tanto.

Declara Lobo Antunes " ů escribir te protege del sufrimiento. Cuando estás sufriendo y escribes, no eres sólo ese hombre que sufre, eres además el escritor que está pensando cómo aprovechar ese sufrimiento para su trabajo".

Esta afirmación me gusta, porque el autor niega la frase hecha "sufro cuando escribo"; por el contrario, nos da luz y entendemos que no todo se queda en la saudade, que también el trabajo es una forma de sentir de otra manera, es decir, hay una opción para protegernos, un poco al menos, del horror del sufrimiento. Así, la ensayista concluye que en el Libro de crónicas, se muestra "el espíritu de libertad de Lobo Antunes, su pasión por mezclar lo imaginario con lo real".

Pulido, de un abanico de autoras portuguesas, elige un cuento de Maria Judite de Carvalho (1921-1997), llamado en español "Las huellas digitales", donde el dolor y el agobio están presentes. Y en el relato, dice Blanca Luz, "es tanta la importancia que adquieren los objetos, que se transforman en sus verdaderos y secretos protagonistas".

En su ensayo dedicado a Camilo Castelo Branco, retoma la costumbre muy portuguesa de utilizar seudónimos "más común en otros tiempos que ahora, en tierras lusitanas alcanzó una frecuencia desusada", lo cual no le permite esclarecer si dos nombres eran reales, eran seudónimos o si eran personas diferentes o de uno solo con seudónimos diferentes. Lo interesante es que aquí, rescata algunas frases, casi aforismos o epigramas de Camilo como, por ejemplo, "Un amor que dure seis meses sin intervalos de tedio será absurdo, si no fuera milagro". O "Mujer que salve, sólo hay una"; "Entre cortejar y amar, está reflexionar".

De Virgílio Ferreira (1916-1996), autor de unos 20 libros de ficción, en su mayoría novelas, Pulido retoma la que fue su última novela En nombre de la tierra, que es una larga carta y que inicia de una manera memorable: "Querida: Hoy me han entrado unas ganas enormes de amarte. Y me he dicho: voy a escribirte. Pero no quiero amarte en el tiempo en que te recuerdo. Quiero amarte antes, mucho antes". A qué mujer, me pregunto, no nos gustaría que una pareja nos dijera algo semejante. Qué tino el de Blanca Luz de escoger esta obra para comentarla.

Si en el prólogo Blanca Luz Pulido dice que luego de vivir fuera del país de origen "se abre una especie de abismo entre los mundos, en donde ya no pertenecemos totalmente a nuestro ser anterior, y sin embargo, aún no conocemos los nuevos límites que nos albergan... cuando volví a México casi tuve que volver a inventarme, curarme poco a poco de la saudade, una enfermedad que tarda tiempo en desaparecer o nunca lo hace del todo..." Su estancia en Portugal la partió en dos, pero la literatura la une cotidianamente a aquel país y a éste.

Estas cartas lusitanas no son de amor de una monja portuguesa, son de una mujer, viajera, mundana -por fortuna- intensa sí, como aquella monja, pero entregada a sus pasiones mundanas, por ejemplo al baile, a la música, a la palabra, las aves, a la lengua portuguesa. Aunque en realidad, pensándolo bien, si no hubiera amor en estas cartas, no estaríamos aquí celebrando la edición. Así que rectifico, este libro también podría llamarse Cartas lusitanas de amor de una mujer mexicana que siente devoción por Portugal y sus escritores.

*Pulido, Blanca Luz. Cartas lusitanas . México, 2011. UNAM. 133 pp.









Artículo al Azar



Escucha y piensa

Canciones para Reflexionar

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Copyright © 2006-2009, México MujeresNet.Info, Información con Perspectivas de Género y Feminista
| Diseño: Elsa Lever M. | RSS | ATOM | NINGUN TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SIN PERMISO EXPRESO DE MUJERESNET.INFO | ecoestadistica.com
| Aviso Legal | Política de Privacidad | Mapa del Sitio | Su publicidad | PageRank Checking Icon