Embarazo en adolescentes: Por descuido, irresponsabilidad y calentura

Por Guadalupe López García


Dejar de “sensibilizar” con el cuidado de un huevo o de un muñeco, además de ya no usar los recursos del miedo, de advertencia o de culpa en las campañas; así como no calificar a la adolescencia como una etapa conflictiva e instintiva, son algunas de las recomendaciones para abordar el problema del embarazo en adolescentes.



Dotada de una gran inteligencia, Claudia se estaba convirtiendo en leyenda, ya que a su corta edad demostraba habilidades casi únicas que hacían pensar en un futuro prometedor. Pero un día Clau, Claudia, no tuvo la paciencia de esperarse o de cuidarse, y ahora es leyenda, pero por ser la mamá más joven de la escuela. Evita un embarazo no planeado. Es tu vida. Es tu futuro. Hazlo seguro. Visita gob.mx, Cómo le hago. Gobierno de la República.[i]

Clau, Claudia, representa a una de las más de 400 mil mujeres menores de 19 años en México que en 2017 tuvieron hijas/os[ii], cifra promedio que desde hace algunos años ha colocado al país en el primer lugar de incidencia en esos casos, entre los 36 que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El embarazo de esta probablemente estudiante de tercero de secundaria, al igual que los de otras adolescentes, responde a múltiples factores. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) destaca que estos son resultado de la ausencia de poder de decisión y de circunstancias que están fuera del control de las menores de 18 años, particularmente las de menos de 15 años:

El embarazo a temprana edad refleja el menoscabo de las facultades, la pobreza y las presiones, de compañeros, pares, familias y comunidades. En demasiados casos, es el resultado de la violencia y la coacción sexual. Las niñas que tienen poca autonomía, particularmente, las que son forzadas al matrimonio, tienen poco poder de decisión sobre si quieren quedarse embarazadas o cuándo. El embarazo en adolescentes es a la vez una causa y una consecuencia de las violaciones de derechos[iii].

Por eso se les pide a padres, madres, docentes y personas cuidadoras que “se informen, dialoguen con los adolescentes sobre sexualidad y participen de manera conjunta en la prevención del embarazo no planeado y las infecciones de transmisión sexual”[iv]. Como delito, se nos pide denunciar el abuso sexual. No hacerlo: “Te hace cómplice… ¡No te calles!”[v]

La leyenda de Clau, Claudia, fue transmitida en las estaciones de radio a principios de 2018, como parte de la campaña del Consejo Nacional de Población (Conapo) y de otras instituciones: “Es tu vida. Es tu futuro. Hazlo seguro”. Abarca otros audios, videos, carteles, impresos, conferencias, giras informativas y concursos. Las y los adolescentes —con diversas identidades— son los mismos protagonistas que utilizan sus propias expresiones.

Las recomendaciones sobre la prevención del embarazo, el abuso sexual infantil y las infecciones de transmisión sexual forman parte de otra iniciativa del Conapo que arrancó a mediados del año pasado. Es un video con varias versiones, dirigido a las/os adultos, que centra su mensaje en los probables cómplices de un delito, no en quienes lo cometen.

“Es tu vida…” se aplica desde hace unos cinco años[vi], en tanto que la otra campaña proviene de una de hace dos años. Ambas fueron incluidas en la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA)[vii], puesta en marcha en el 2015 con dos metas: disminuir a cero los nacimientos en niñas de 10 a 14 años y reducir en 50% la tasa específica de fecundidad de las adolescentes de 15 a 19 años para el año 2030.

Para ello, estableció la coordinación interinstitucional entre los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), organizaciones no gubernamentales y el sector privado, con el respeto a los derechos humanos y el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de esa población.

Otras políticas relacionadas son la de 25 al 25: Objetivos Nacionales de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y las alineadas al pacto internacional: 17 objetivos de Desarrollo Sostenible (objetivo 4) y a la Alianza Global, Plan de Acción de México.

Al participar con el Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa en la “Investigación sobre la situación del embarazo en adolescentes y abandono escolar en el municipio de Xalapa, Veracruz. Propuestas de prevención, reinserción escolar y promoción laboral” (2017) y en sus acciones de seguimiento (2018), observamos que las campañas mencionadas no cumplían con los objetivos marcados en esos programas.

De igual forma, no reflejaban la complejidad de lo que es considerado un problema de salud pública[viii], pues en los mensajes gubernamentales se atribuía a la simple “calentura” y a las hormonas de la pubertad. Esto, en definitiva, afecta la dignidad e integridad de esas personas.

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes establece que en los medios de comunicación se debe evitar “la difusión de imágenes o noticias que propicien o sean tendentes a su discriminación, criminalización o estigmatización, en contravención a las disposiciones aplicables” (artículo 80).

No obstante, con esos videos y audios las instituciones públicas los consideran una población conflictiva, impulsiva, irreflexiva, inmadura e irresponsable[ix]: “A veces la hormona [emoción] puede más que la neurona [razón]”, “Hay un momento en el que sientes más de lo que piensas y te dejas llevar por el instinto”, “La cigüeña no viene de París, viene de un ‘reven’ donde no te cuidaste”, “Lo caliente no quita lo inteligente”.

De hecho, la sociedad en su conjunto —madres/padres, profesorado y adultas/os en general— las/os califica de ese modo. Hasta ellas y ellos mismos se sienten así (los mensajes, supuestamente, son retomados de lo que dicen acerca de un embarazo). Sin embargo, se les deja todo el peso de la prevención: “Esperar, informarte y protegerte hace la diferencia”, “La responsabilidad es tuya. Infórmate, es tu derecho. Protégete”, “No dejes que la suerte decida por ti”, “Cuidarte es más fácil”.

Se refuerza la maternidad como el futuro-destino ineludible de las mujeres: “Quedar embarazada debe ser lo más bonito que le puede pasar a una mujer, no a una niña”,  “Todo a su tiempo”…

Asimismo, se refuerza la maternidad como el futuro-destino ineludible de las mujeres: “Quedar embarazada debe ser lo más bonito que le puede pasar a una mujer, no a una niña”, “La mejor edad para tener un hijo es entre los 20 y los 35 años”, “Todo a su tiempo”, “Se trata de esperarse no de desesperarse”.

Clau, Claudia, aunque es un personaje ficticio, representa a las adolescentes en esa situación que logran continuar con sus estudios. Una integrante de una organización en Xalapa comentaba que las/los profesores las ven como un mal ejemplo para otras niñas, porque salieron con su domingo siete. De hecho, investigaciones indican que las jóvenes se embarazan después de que dejan la escuela, no antes.

Para referirse a la sexualidad, se usa un lenguaje metafórico: “Si vas a ir a la fiesta, lleva globos”, “Si vas a entrar al ring, ponte la máscara”. Se incluye al amor como parte de una relación sexual: “Haz un plan de amor no solo de impulsos”, y se sigue viendo al matrimonio (religioso y civil) como el único espacio permitido para ese tipo de encuentros y para la reproducción humana[x].

No se puede omitir la ofensiva de los grupos conservadores y religiosos que impiden la enseñanza de la sexualidad en el sistema escolarizado, puesto que creen que se promoverá la “promiscuidad”.[xi] Suponen que la abstinencia es el mejor método de prevención, y las madres y los padres las únicas personas autorizadas para hablarles del tema a sus hijas/os, idea que se retoma en el video del Conapo.

Aunque se les den consejos de cómo hacerlo[xii], las/los adultos difícilmente podrán construir puentes de comunicación, no por su incapacidad sino porque tal vez en su infancia nunca hablaron de sexualidad con sus mayores o se apropiaron de sus ideas y creencias acerca de ese aspecto de la vida humana. Quizá porque se convirtieron en madres y padres en la adolescencia, porque posiblemente vivieron el erotismo y placer con vergüenza, miedo y culpa, o probablemente en la familia hay violencia y casos de abuso sexual infantil.

En esta nueva administración federal, el futuro de la ENAPEA es incierto. A pesar de que se ha planteado su continuidad, se requiere una evaluación a fondo de las políticas públicas aplicadas. En la investigación en la que participé, se observó necesario que el embarazo en adolescentes se debe considerar, más que un problema de salud pública, un problema de desigualdad y violencia de género, y tratar a las y los adolescentes no como objetos de protección sino como sujetos de derechos con capacidad de análisis.

Esto permitiría dejar de sensibilizarlas/os con el cuidado de un huevo o un bebé electrónico, ya no utilizar el recurso del miedo, de advertencia o de culpa en las campañas ni calificar a la adolescencia como una etapa conflictiva, pensando que con la adultez llegará el buen juicio y la razón.

Si bien el nuevo gobierno federal ha puesto énfasis en las/los adultos mayores, no puede relegar a otros grupos de la población, pues cada uno afronta diversas problemáticas que, si no se atienden, repercutirán en la vida adulta y la vejez.

Notas:

[i] Grabación de audio.

[ii] Retomado de: http://www.milenio.com/ciencia-y-salud/mexico-primer-pais-de-ocde-con-mas-embarazos-en-ninas.

[iii] Estado de la población mundial 2013. Maternidad en la niñez. Enfrentar el reto del embarazo en adolescentes. Disponible en: https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/ES-SWOP2013.pdf. Página vii.

[iv] Retomado de: https://www.gob.mx/conapo/prensa/presenta-gobierno-de-la-republica-campana-de-comunicacion-para-prevenir-embarazo-adolescente-y-abuso-sexual-infantil.

[v] Video disponible en: https://www.gob.mx/conapo/videos/el-abuso-sexual-infantil-es-un-delito-y-no-denunciarlo-te-hace-complice-llama-al-9-1-1-178254.

[vi] Los videos pueden revisarse en: http://www.conapo.gob.mx/es/CONAPO/Campana_CONAPO_2014.

[vii] Disponible (aún) en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/232826/ENAPEA_0215.pdf.

[viii] Entre los análisis más recientes se pueden consultar: http://justiciareproductiva.gire.org.mx/#/ y https://www.ipasmexico.org/wp-content/uploads/2018/06/Brochure%20Violencia%20Sexual%20y%20Embarazo%20Infantil%20en%20Me%CC%81xico,%20un%20problema%20de%20salud%20pu%CC%81blica%20y%20derechos%20humanos.pdf

[ix] Los textos entrecomillados son de los videos consultados de la campaña “Es tu vida…”

[x] Como ejemplo está el video: “Todo a su tiempo”, del Instituto Jaliscience de la Mujer. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=W9TTit0LOM0.

[xi] Retomado de: https://vanguardia.com.mx/articulo/educacion-sexual-hace-jovenes-promiscuos.

[xii] Se puede consultar el portal Familias y Sexualidades. Prevención del embarazo en adolescentes, en la sección “Sexualidades”: http://familiasysexualidades.inmujeres.gob.mx/cap_03.html y https://comolehago.org/tips/.