Presidentas municipales en tiempos de paridad. El caso de Tulancingo, Oaxaca

Por Guadalupe López García


En un momento histórico, San Miguel Tulancingo, Oaxaca, será gobernado por primera vez por una mujer: Margarita García Hernández, a quien nuestra columnista entrevistó ofreciéndonos además, un contexto político y cultural del lugar y de la participación de las mujeres.



Por primera vez en su historia, San Miguel Tulancingo, ubicado en la mixteca oaxaqueña, será gobernado por una mujer: Margarita García Hernández. La profesora de 51 años es una de las 25 presidentas municipales electas por Sistemas Normativos Indígenas (SNI)[1] que en este año han asumido el cargo, aunadas a las 38 que llegaron por un partido político para el periodo 2016-2018[2].

La tendencia variará el 1 de enero de 2019, cuando tomen protesta las 52 mujeres que ganaron en las elecciones del 1 de julio pasado[3]. Son 14 más en relación con las 38 que finalizarán su mandato[4]; un hecho histórico en aquella entidad que tiene el mayor número de municipios en todo el país: 570. De estos, 417 renuevan sus ayuntamientos por SNI[5], con gestiones que van de un año, año y medio, dos y tres años, y 153 lo hacen por partidos políticos cada tres años.

Margarita García Hernández

Margarita García rindió protesta el 1 de julio de 2018, con un periodo de año y medio, junto con el síndico y tres regidores; entre ellos, Elsa Velasco López, de 40 años y quien se dedica al hogar. Es la tercera mujer en ocupar la regiduría primera[6], la cual lleva la comisión de Educación.

Actualmente, en relación con los hombres, las mujeres que presiden cabildos por SNI representan el 15%; las que contendieron por un partido, el 25%. Las 63 en total suman 11% y quienes gobernarán a partir de 2019 alcanzarán el 33%[7].

De 2005 a 2017, a nivel nacional, 842 mujeres han sido alcaldesas y jefas delegacionales (ahora alcaldesas), lo que representa en ese lapso un aumento del 400%[8]. Este hecho relevante se debió a la reforma electoral que estableció el principio de paridad a nivel federal, estatal y municipal. Margarita y Elsa son parte de estas nuevas generaciones de mujeres en la política.

Lo anterior significa no solo un aumento en la participación de las mujeres en gobiernos locales sino un cambio cultural, el cual está atravesado por la violencia política que viven, cometida tanto por otros partidos políticos, sus compañeros, las instituciones, sus comunidades[9] o sus familias. En las elecciones de 2018 en México, 19 mujeres fueron asesinadas y 24 recibieron violencia y acoso[10]. Oaxaca ocupó el cuarto lugar a nivel nacional con ese tipo de hechos, después de Puebla, Guerrero, Michoacán y Veracruz[11].

Elsa Velasco

Margarita y Elsa no tuvieron obstáculos para ser elegidas en la asamblea comunitaria. La alcaldesa, jefa de familia y maestra desde hace 26 años, dejó temporalmente su plaza -sin goce de sueldo- en una escuela primaria. Tiene tres hijos y una hija que están estudiando. Desde un principio le mostraron su apoyo: “Se sienten muy afortunados de que su mamá esté tomando este cargo”, dijo conmovida.

En una conversación sostenida en el marco de las fiestas patronales de Tulancingo, a tres meses de haber llegado a la presidencia, afirma que le ha ido bien. Ha tratado de poner en práctica lo que le gusta hacer, con la orientación de sus compañeros quienes ya han sido ediles.

Tulancingo pertenece al distrito de Asunción Nochixtlán. Según la encuesta intercensal 2015, contaba con 296 habitantes: 173 mujeres y 123 hombres[12] (en Oaxaca están concentrados los municipios del país con menos habitantes). La celebración principal del pueblo es el 29 de septiembre. Antes se efectuaba a través de mayordomías; ahora es organizada por la comunidad, con el apoyo de las autoridades.

En la festividad se elige una reina mediante el voto económico (por dinero); aunque este año fue por conocimientos. El tema: el papel de la mujer tulancinguense. La propuesta partió de Gualterio Velasco Velasco, secretario del Comité Socioeconómico Tulancinguense (Oaxaca). Compitieron Mildred Alexia López García, representando a Tulancingo y la ciudad de Oaxaca; Ana María Gaona Rodríguez, por Veracruz, y Cecilia Alitzel Espinosa Hernández, por el Valle de México.

Con un estilo propio, cada una describió las intensas jornadas de las mujeres de Tulancingo, quienes comienzan el día de madrugada, cuando llevan el nixtamal al molino, para preparar el alimento base de la región: las tortillas de maíz y trigo. Su tiempo lo reparten entre las actividades cotidianas del hogar, del campo y del cuidado de animales.

En la organización de los festejos comunitarios, las mujeres preparan los alimentos (los hombres ya se han sumado a esas tareas). Colaboran en las labores de tequio y en la producción de prendas de lana y sombreros de palma. Conocen muy bien no solo la medicina tradicional sino la convencional, puesto que antes no contaban con servicios médicos.

Las participantes mencionaron el fenómeno de la migración en Tulancingo, camino ineludible para quienes desean continuar con sus estudios o buscar otras alternativas de desarrollo. Por la falta de instrucción escolar, las mujeres que dejaban su comunidad se empleaban en el servicio doméstico, principalmente (los hombres lo hacían en diferentes oficios).

Reina y candidatas

Las jóvenes hicieron énfasis en el tema: antes, las mujeres eran educadas de tal manera que “crecían con la idea de que su trabajo correspondía en atender a los hombres de la casa, tener hijos y no aspirar a estudios como si fuera una pérdida de tiempo”, expuso Ana María.

“Paradójicamente, las mujeres, a quienes se les había negado siempre el derecho de la educación fueron las primeras profesionistas de San Miguel Tulancingo”, indicó Mildred, al recordar a las profesoras Encarnación y Delfina Pérez como esas pioneras. Ahora hay muchas más y citó a Karina García Hernández, quien hizo su tesis sobre el sistema médico tradicional de Tulancingo.

Mientras que Cecilia subrayó el papel de las mujeres como madres y como “columna vertebral de la familia”, las otras dos candidatas destacaron su participación en la política, ámbito en el que han tenido que romper barreras culturales y sociales, tanto para llegar como para permanecer y continuar, puesto que son a quienes les exigen más y las que reciben más críticas.

En una breve entrevista, previa al certamen, Elsa Velasco expresó al respecto: “Afortunadamente ahorita se nos están abriendo las puertas y nos están dando nuestro lugar. Es algo que nos va a sacar adelante y, como mujeres, debemos aprovechar la oportunidad”.

Para Ana María, el trabajo que realizan las mujeres es la base del desarrollo económico, social y político de las comunidades rurales e indígenas (incluyendo las urbanas), pero Mildred reparó en que la historia no ha reconocido esa labor.

En el concurso, efectuado el 28 de septiembre y en el que resultó triunfadora Cecilia Alitzel (los jueces fueron solo hombres), se hizo un reconocimiento especial a Zenaida Ángel, de unos 84 años, quien durante muchos años cocinó el mole para las fiestas del pueblo; a Petra Pérez, una de las primeras parteras del pueblo, y a Petra Jiménez, curandera y quien preparaba baños de temazcal. Ambas, con 89 años a cuestas.

 

Niña en recorrido ciclista

La iniciativa fue de Ezequiel Ángel Velasco, secretario de la Mesa Directiva del Comité Pro Mejoramiento Tulancinguense (Valle de México) y apoyada por la asociación civil Pro Mejoramiento de Tulancingo (Veracruz) y de tulancinguenses en Querétaro y Celaya. A través de estos espacios (o a título personal) quienes radican en otras ciudades se organizan para apoyar al pueblo y su gente con diferentes tipos de recursos; sobre todo, para mantener sus raíces.

Otro rostro de las mujeres de Tulancingo, es su actuación -en conjunto con los hombres-en las actividades deportivas de la fiesta. En 2015, por primera vez en casi seis décadas, dos mujeres participaron en un recorrido ciclista de la Ciudad de México a Tulancingo (370 kilómetros). Este año lo hicieron seis.

En suma, estos reconocimientos -aun con acciones que refuerzan ideas tradicionales sobre ellas- adquieren una relevancia política para las tulancinguenses; las cuales, al igual que las mujeres de todo el país, enfrentan grandes retos en tiempos de paridad, violencia y tradiciones.

Ninguna mujer originaria o descendiente de esa tierra mixteca ha efectuado el recorrido ciclista. Quizá lo haga aquella niña de unos ocho años que compitió con su bicicleta aún con ruedas laterales en la carrera infantil de este septiembre y que -a pesar de haber llegado en último lugar- terminó el circuito.

Notas:

[1] Retomado de: http://www.ieepco.org.mx/archivos/direcciones/2018/Sistemas%20Normativos/PRESIDENTAS%20MUNICIPALES%20AL%20MES%20DE%20JULIO%202018.pdf
[2] Retomado de: http://www.ieepco.org.mx/archivos/documentos/2016/RESULTADOS%20ELECCIONES%202016.pdf. Por esta ocasión, las gestiones municipales fueron de dos daños, para empatarlas con las elecciones federales.
[3] Retomado de: https://www.rioaxaca.com/2018/08/21/destacan-numero-historico-de-municipios-gobernados-por-mujeres-a-partir-de-2019/
[4] El número podrá variar, puesto que debido a impugnaciones, se realizarán cuatro elecciones extraordinarias, de acuerdo con el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).
[5] Los SNI eran conocidos como Usos y Costumbres y después como Sistemas Normativos Internos. Retomado de: http://www.ieepco.org.mx/archivos/documentos/2016/Los%20Sistemas%20Normativos%20Indi%CC%81genas.pdf
[6] La primera fue Concepción Rodríguez Ángel; la segunda, Lyliana Martínez García.
[7] Las cifras fueron retomadas de los documentos del IEEPCO, pero se ajustaron y actualizaron.
[8] Datos de la investigación “Mujeres gobernando lo local”, coordinada por Georgina Cárdenas Acosta, del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG). Retomado de: http://cieg.unam.mx/wp-content/themes/businesso-child/images/mujeres_gobernando/grafica_1.jpg
[9] En las asambleas comunitarias también se han dado casos de que impiden a las mujeres votar o ser elegidas. Véase: http://www.elindependienteenlinea.com/site/2016/09/22/impiden-en-74-municipios-de-oaxaca-el-derecho-al-voto-de-la-mujer/
[10] Retomado de: http://www.semmexico.com/gallery-post.php?id=5598
[11] Retomado de: http://imparcialoaxaca.mx/la-capital/220222/lidera-oaxaca-en-violencia-politica-contra-mujeres/. Véase: https://suracapulco.mx/2018/09/11/reculan-en-chiapas-afirman-que-solo-mujeres-supliran-a-las-manuelitas/
[12] Retomado de: http://187.191.76.54/mapas/mxsig-sni/tablas/detalle_mdm62.php?cve_mun=287
Fotos: Cortesía de Guadalupe López García